Evaluación del desempeño. Oportunidad para motivar.

medicion_y_gestion_desempeno

Entrena a la gente lo suficientemente bien como para que se puedan ir, trátalas lo suficientemente bien como para que se quieran quedar

Richard Branson – Fundador de Virgin

Partimos de la base de que el personal del establecimiento, recepcionistas, camareras de piso, camareros, cocineros, técnicos, etc…, son quienes hacen que el hotel funcione, su principal activo, como se dice en los hoteles son “la familia”, y como tal requieren todo nuestro impulso para mejorar su capacitación, satisfacción y promoción, consiguiendo así que se sientan parte de la misma. Es una prioridad de la Dirección.

En general, las personas para sentirse motivados en su trabajo necesitan sentir que: están seguros en la empresa, su trabajo no peligra, se cuenta con él, es parte importante del equipo, es uno de los nuestros, es competente, desea conocer en que debe mejorar y finalmente quiere que se reconozca su esfuerzo en el desarrollo de sus tareas y habilidades profesionales.

La evaluación del desempeño, en un primer momento, puede ser sentida por los empleados como un punto más de fiscalización, “de apretar las tuercas” y debido a ello genere una situación de estrés en las personas. Durante la entrevista de evaluación es donde hay que aplicar las habilidades directivas relacionadas con el personal – comunicación, motivación, gestión de conflictos, del cambio, evaluación, reconocimiento, etc. – para hacer cambiar esa percepción y conseguir alinear el desempeño diario de las funciones y tareas del empleado con los valores de la empresa, su misión y objetivos estratégicos.

El proceso es un camino de doble sentido, por un lado el empleado debe de tener la oportunidad de mostrar a la empresa como se siente, que hace bien por él, en que debe mejorar y que espera de ella; en el otro sentido, la empresa debe garantizar que los empleados sean conscientes de que se espera de ellos, como afecta su contribución al desarrollo de la empresa, cuales son los objetivos que le afecta, que oportunidades de capacitación se le ofrecen para el desarrollo de su carrera y, finalmente, que es capaz de reconocer el trabajo bien hecho.

Evaluar es el primer paso para mejorar. La mejora nos hace enriquecer, en sentido personal y profesional, por lo que incrementa nuestra motivación hacia los retos diarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!